Las hormonas y la depilación láser se encuentran íntimamente ligadas, ya que la variación de las primeras afecta de forma directa a los cambios en el proceso de crecimiento del vello. Esto es debido a que un tipo concreto de hormonas, las andrógenas, estimulan la creación de vello en los folículos pilosos sobre los cuales influye el tratamiento de depilación láser.

Encontramos diferentes zonas en las que las alteraciones hormonales pueden influir retrasando el tratamiento de eliminación del vello. A pesar de que se pueden llegar a retrasar los resultados del tratamiento de depilación láser, éste sí que puede mejorar la estética de la zona a tratar. Estas se encuentran de forma más localizada en algunas partes del cuerpo. Si quieres descubrir cómo afectan las hormonas a la depilación láser, sigue leyendo este post.

Relación entre las hormonas y la depilación láser

Antes de comenzar con el tratamiento de depilación láser es importante tener en cuenta que hay algunas zonas en las que es más difícil la eliminación completa del vello. Esto es debido a que pueden estar afectadas por distintos cambios hormonales.

Las hormonas andrógenas son aquellas encargadas de estimular el crecimiento del vello a través de la activación de los folículos pilosos. Este tipo de hormonas se encuentran tanto en hombre como en mujer, aunque el número de las mismas varía en función de estos cambios hormonales.

La piel contiene millones de folículos pilosos en estado latente. Esto quiere decir que aún no ha crecido el vello en el mismo pero que, debido a cualquier cambio o estímulo hormonal que pueda sucederse, pueden iniciar su actividad y crear vello.

El folículo piloso se compone de células que contienen dos elementos fundamentales para la creación de vello nuevo. Estos son citoquinas y receptores de andrógenos.

Las citoquinas son sustancias secretadas por las células papilares de los folículos pilosos que pueden estimular o inhibir el crecimiento del pelo. Por su parte, los receptores de andrógenos se localizan en el núcleo de la célula papilar y pueden estar activos o inactivos.

Es por ello que la aparición de vello derivado del cambio hormonal viene determinado a la estimulación de las citoquinas y la activación de los receptores de andrógenos.

Como hemos comentado anteriormente, las hormonas andrógenas afectan especialmente a algunas zonas localizadas. A pesar de que no podemos detener el efecto de estas hormonas, podemos incidir sobre el vello localizado gracias al tratamiento de depilación láser diodo. 

Lo que debemos tener en cuenta en este sentido es que la depilación láser diodo elimina el vello ya formado. Esto quiere decir que no evita la formación de vello nuevo que esté determinado por los cambios hormonales que nos puedan acontecer a lo largo de las distintas etapas de la vida.

Cambios hormonales a tener en cuenta

Existe una serie de cambios hormonales que es importante que tengamos en cuenta a la hora de eliminar el vello con el tratamiento de depilación láser diodo.

Etapas como la pubertad, el embarazo y la lactancia, la menopausia, tratamientos como anovulatorios o distintos trastornos como pueden ser el hipotiroidismo o los ovarios poliquísticos pueden hacer que se activen las hormonas andrógenas.

Esto se traduce en un crecimiento de vello en determinadas zonas en las que, anteriormente a estos cambios hormonales, presentaban un crecimiento del vello a ritmo normal.

Zonas a las que puede afectar el desajuste hormonal

Con respecto a las zonas a las cuáles puede afectar la relación de las hormonas y la depilación láser, debemos tener en cuenta que afecta de forma diferente a mujeres y hombres. Las hormonas, consideradas andrógenos, que favorecen la aparición de vello, tienen distintos efectos sobre las diferentes regiones corporales. El grado de influencia varía en función de cada zona.

En el caso de las mujeres, la aparición de vello derivado de un cambio hormonal suele producirse en el rostro, la zona de las areolas, la línea alba, la región lumbar y el escote. Este vello suele ser oscuro y grueso.

Por otro lado, en los hombres, las zonas en las que el vello es más sensible a la influencia hormonal  podemos destacar zonas como son la espalda, el tórax y el abdomen.

En estas zonas mencionadas, el tratamiento puede extenderse en el tiempo el tratamiento de depilación láser diodo a fin de poder obtener resultados más eficaces. Esto es debido a que estas zonas son más sensibles a la variación hormonal.

Zonas menos afectadas por los cambios hormonales

Al igual que encontramos zonas más susceptibles al crecimiento de vello tras cambios hormonales, hay otras que se ven menos afectadas por ellos.

Estas zonas son las que mejores resultados obtienen del tratamiento de depilación láser diodo. Entre ellas, podemos destacar las piernas, las ingles y las axilas. Son en estas zonas en las que los resultados del tratamiento se mantienen durante más tiempo.

Si aún tienes dudas sobre la relación entre las hormonas y la depilación láser, consúltanos a través de nuestros perfiles de Facebook, Instagram, en los comentarios de este post, en el chat de nuestra web o acude a tu centro Láserum más cercano.

Posts relacionados
Las 5 zonas del cuerpo que los hombres se depilan
Las 5 zonas del cuerpo que los hombres se depilan

Cada vez son más los hombres que se depilan y es posible que, si quieres comenzar con el tratamiento, acudas a especialistas en depilación láser diodo para elegir las zonas que más van contigo. A pesar de ser una práctica más extendida en el mundo femenino, los...

leer más