Seguro que alguna vez te has preguntado si existen diferencias entre la depilación láser diodo y fotodepilación y, efectivamente, sí las hay. En el artículo de hoy hablamos de cada uno de estos métodos y las principales diferencias a tener en cuenta.

Diferencias entre depilación láser diodo y fotodepilación

Ambas tienen en común que funcionan mediante impulsos luminosos cuyo objetivo principal consiste en acabar con los folículos pilosos. Pero entonces, ¿cuáles son las diferencias entre la depilación láser diodo y  fotodepilación? A continuación te contamos cómo funciona cada uno de estos métodos para dar por resuelta esta recurrente duda.

Diferencias entre depilación láser y fotodepilación, mujer haciendo deporte mostrando la axila.

¿Cómo funciona la fotodepilación? 

A la fotodepilación o  luz pulsada también se le conoce como IPL (Intense Pulsed Light) y su diferencia respecto a la depilación láser radica en la forma en la que elimina el vello.
La manera de funcionar es a través de un amplio abanico de ondas de luz. El principal hándicap es que no todas las ondas logran generar un aumento de temperatura suficiente para eliminar el vello. Este efecto de alta temperatura se consigue fundamentalmente en las zonas con más melanina (especialmente en los vellos oscuros) de manera que esta luz acaba siendo absorbida por la raíz, y el folículo acaba quemándose, consiguiendo así la eliminación del vello.

¿Cómo funciona el láser diodo? 

En artículos anteriores te hemos comentado de manera más extensa y detallada cómo funciona la depilación láser diodo. Pero, en resumidas cuentas, debes saber que la depilación láser diodo se diferencia de la luz pulsada en que genera una sola onda de luz mucho más potente y precisa.

Se trata de un rayo completamente concentrado en un objetivo específico: el pigmento del folículo piloso. La energía aplicada se transporta a través de la melanina del vello y finaliza en la raíz, que acaba destruida, sin aplicar daño alguno al resto de la piel. Por lo que podríamos decir que el láser es un método de depilación mucho más preciso.

Diferencias entre depilación láser y fotodepilación, mujer sonriente mientras le hacen el láser diodo

 

¿Qué diferencia hay entre fotodepilación y depilación láser respecto al número de sesiones? 

El número de sesiones necesarias en un tratamiento de fotodepilación o luz pulsada es aproximadamente de entre 15 y 20 sesiones, si eres constante durante tu tratamiento. Esta es otra de las diferencias fundamentales entre la fotodepilación y la depilación láser diodo. Ya que en este segundo caso, para la depilación láser diodo necesitamos menos inversión de tiempo, con unas 6-8 sesiones de media, se logran resultados reales.

¡Ojo! Ten en cuenta que cada cuerpo es diferente y puede que, según las peculiaridades de tu piel,de tu vello y  de tus hormonas este dato varíe. Esta es una media estimada.

A partir de las ocho sesiones, nuestras clientas suelen venir a realizarse sesiones “de repaso” aproximadamente una vez cada seis meses, a fin de no perder la continuidad del tratamiento. Sin embargo, ¡ya se habrán despedido del vello!

Por tanto, y como conclusión, podemos afirmar que existen diferencias reales entre la fotodepilación y el láser diodo.  Recuerda que en Láserum somos especialistas en depilación láser diodo y trabajamos con el método más efectivo del mercado.

Si aún te quedan dudas sobre las diferencias entre fotodepilación y depilación láser, y quieres más información, te recomendamos hacer clic aquí para descubrir tu centro Láserum más cercano para contactar con él, o bien dejarnos un mensaje privado a través de nuestra cuenta de Instagram.