La depilación láser y el sol son totalmente compatibles, siempre y cuando evitemos la exposición solar durante los 3-4 días anteriores y posteriores al tratamiento y, además, sigamos una serie de recomendaciones.

Se acerca el verano, y con él, las ganas de lucir un cuerpo bronceado. Por ello, es muy frecuente que surja esta duda si te estás sometiendo a un tratamiento de depilación láser. En este artículo queremos, por una parte, desmontar falsos mitos sobre el tema y, por otra, ofrecerte 4 consejos muy sencillos sobre depilación láser y sol para que disfrutes estos días.

Falsos mitos de la depilación láser y el sol 

Si has iniciado tu tratamiento de depilación láser y temes acudir a tus sesiones durante el verano, no te preocupes. Existen un gran número de mitos sobre la aparición de quemaduras y manchas, sobre la ineficacia del láser en pieles bronceadas, etcétera.

Nada más lejos de la realidad, la depilación láser es 100% compatible con el sol. Esto es gracias a la nueva generación de tecnología para este tratamiento, que basa su modo de actuación en el principio de fototermólisis selectiva, recomendada para todo tipo de pieles. Además, esta tecnología nos permite trabajar en base al fototipo de piel que presenta cada persona en el momento de su tratamiento, adaptándonos así a la potencia adecuada para cada tono. 

No obstante, lo ideal es que siempre consultes con tu técnico láser sobre tu tipo de piel concreta o la zona que deseas depilar, antes de someterte al tratamiento.

Dicho esto, hay algunos consejos y recomendaciones importantes que debes tener en cuenta en cuanto a la depilación láser y sol, y que podrás descubrir a continuación.

tomar el sol antes de la depilación láser

Consejos sobre la depilación láser y sol

Tomar el sol antes del tratamiento

Deja transcurrir entre 3-4 días entre la exposición al sol y tu cita de tratamiento láser. Cuando tomas el sol o te expones a los rayos ultravioleta se activa la melanina de tu piel, pudiendo generar incompatibilidades con la depilación láser. Por esta razón, es mejor dejar que descanse unos días antes de la depilación con láser. En caso de que la exposición haya sido si te das rayos UVA, deberás esperar 15 días anteriores y posteriores al tratamiento.

Te aconsejamos, además, que siempre que hayas tomado el sol lo comuniques a nuestros técnicos, incluso aunque hayas pasado el tiempo prudencial. De esta forma, como comentábamos más arriba, podrán realizar un ajuste de intensidad durante el tratamiento si fuera necesario.

Recuerda que si la zona a depilar no se ha visto expuesta al sol, por ejemplo en el caso de la depilación láser de axilas si has tomado el sol con camiseta, o la depilación láser de ingles si has tenido puesto un pantalón o falda durante esta exposición, no será necesario que dejes transcurrir esos días de reposo.

Tomar el sol después del tratamiento láser: ¿Pasa algo?

Si quieres tomar el sol en la playa o la piscina y acabas de acudir a tu sesión láser debes aplicar el mismo principio que te recomendamos al principio de este post: Deja transcurrir 3-4 días desde el tratamiento láser y la exposición al sol.

Esto es debido a que, tras el tratamiento, la piel está más sensible y es necesario evitar la segregación de sudor que pueda irritar o infectar el folículo piloso. Por esta razón, es recomendable que no tomes el sol tras el tratamiento láser hasta que la piel haya vuelto a su normalidad. Además, debido a que la melanina está activada, se podrían producir, irritaciones, manchas o incluso quemaduras no deseadas en la piel. 

Utiliza siempre cremas protectoras

Otra de nuestras recomendaciones frente a la depilación láser y sol es el uso de cremas de protección solar. Estas deben formar parte de tu rutina diaria de higiene e hidratación., más aún durante los meses de verano en los que la exposición solar es más frecuente y directa sobre la piel. Así, evitaremos llegar a nuestra sesión de depilación con la piel extremadamente irritada o con quemaduras provocadas por el sol, lo que impedirá que podamos someternos al tratamiento.

utiliza siempre protección solar

Recuerda que en esta época del año se incrementa la radiación UVA que alcanza el suelo con valores del orden de 50 W/m2 al mediodía. Esto produce diversos efectos biológicos, como el bronceado, y deben tomarse precauciones para evitar quemaduras.

Para evitar la irritación de la piel por el sol y las quemaduras solares es imprescindible utilizar una crema protectora adaptada a cada tipo de piel. Para su uso correcto, ten en cuenta que cuando llevamos los envases de crema a playas y piscinas estas se suelen exponer a condiciones ambientales extremas, alcanzando altas temperaturas. Temperaturas que, según los especialistas, pueden afectar a su estabilidad y capacidad de protección. Por lo que debes intentar mantenerlas siempre a la sombra.

También advierten los farmacéuticos sobre la cantidad de producto que se utiliza y que, en muchos casos, suele ser menor que la recomendada.

Por último, tampoco es aconsejable prolongar la durabilidad de un envase ya abierto hasta la temporada siguiente. Es preferible que, al terminar el verano, se utilice este tipo de cremas como hidratantes y agotarlas para evitar su uso al año siguiente.

Desde el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos advierten que la aplicación de cremas fotoprotectoras en mal estado por su conservación puede ser motivo de reacciones alérgicas o intolerancias. Por este motivo, es mejor evitarlas.

Mantén tu piel siempre hidratada / Cómo hidratar correctamente tu piel

Durante el verano aumenta la deshidratación de la piel por el efecto del calor, viéndose más afectadas las pieles secas. La exposición al sol puede incrementar la sensibilidad de la piel y su deshidratación por lo que resulta aún más importante mantener la piel sana.

hidrata tu piel

Lo mismo ocurre después de una sesión de depilación láser. Por esta razón, desde Láserum siempre recomendamos la aplicación de geles y cremas neutras, con una alta composición de aloe vera que te ayuda a hidratar y regenerar la piel.

Como sabes, el aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias, regenerativas e, incluso, antisépticas. Contiene vitaminas y aminoácidos que le aportan un efecto calmante en la piel, por lo que es muy recomendable su uso tras la depilación. Además, ayuda a hidratarla y puede ser utilizada en todo tipo de piel, incluso en las más sensibles. Si has tenido tu sesión de depilación láser recientemente, te aconsejamos el uso de un aloe vera especial post-láser, para cuidar así aún más tu piel.

¿Son compatibles la depilación láser y los autobronceadores?

A menudo, cuando por alguna razón no podemos o no queremos exponernos al sol, recurrimos al uso de autobronceadores. Respecto a su uso combinado con la depilación láser, tenemos un post en el que hablamos sobre depilación láser y el uso de autobronceadores, donde resolvemos todas tus dudas.

¡Aclarado! Puedes compaginar tus sesiones de depilación láser y el sol teniendo en cuenta estos 4 sencillos consejos: protégete, hidrátate y deja reposar la piel antes y después de la depilación entre 3 o 4 días.

Solicita hoy mismo tu sesión de depilación láser en el centro Láserum más cercano y ¡disfruta de un verano sin vello!

Te invitamos a compartir tus dudas a través de los comentarios y a seguirnos en nuestras redes sociales Facebook e Instagram.