DEPILACIÓN LASER FEMENINA

La depilación láser femenina es el tratamiento estético por excelencia para quienes quieren olvidarse de la depilación de manera definitiva. Este método es el más efectivo y duradero que existe, ya que consigue eliminar de forma definitiva el vello del cuerpo, tanto corporal como facial. Aunque cada vez es más común la depilación en ambos sexos, siempre ha estado muy popularizada en las mujeres. 

TRATAMIENTOS DE

DEPILACIÓN LÁSER FEMENINA

Los tratamientos estéticos de depilación láser femenina suelen ser los más demandados, algo normal, tratándose de un método de depilación definitivo. Sabemos hasta qué punto puede ser aburrido tener que revisar cada pocos días si ha vuelto a crecer vello o sufrir dolorosas sesiones de depilación que, además, pueden provocar daños en la piel. Gracias a la depilación láser femenina, podemos relajarnos; con una sesión cada mes o dos meses, podrás mantener el vello a raya. ¡Lo mejor de la depilación es olvidarse de ella! Consíguelo con Láserum.

Tras analizar tu tipo de piel y escoger los parámetros para tu sesión, podemos regular completamente la potencia de nuestro láser diodo a aquella que sea la idónea para ti. Siempre tenemos en cuenta el umbral de dolor de cada persona, por este motivo, en Láserum no recomendamos que utilices cremas anestésicas antes de tu sesión, ya que puede provocar quemaduras. Mantén constante comunicación con tu técnico láser y recuerda que los resultados definitivos de tu tratamiento, comenzarán a notarse a medida que avances en el.

La depilación láser femenina en Láserum, es prácticamente indolora. Trabajamos con la última aparatología del mercado, capaz de poner la punta del cabezal con el que se te realizará el tratamiento hasta -7ºC. El empleo de sistemas de enfriamiento limita el daño térmico epidérmico. Este efecto frío reduce al máximo la sensación de molestia del tratamiento, haciéndolo casi inapreciable. En cualquier caso,

 Las zonas más populares en la depilación láser femenina son las axilas, zona íntima y piernas completas. ¡Y puedes adquirir todas estas zonas con nuestro pack estrella, a solo 35€ tu primera sesión! Es posible que en tu primera sesión, por incertidumbre o por querer probar, comiences con zonas más pequeñas como las axilas y luego vayas incrementando zonas. Sin embargo, nosotros recomendamos que aproveches nuestros packs de bienvenida en tu primera sesión, ya que estamos seguros de que terminarás animándote a hacerte todas estas zonas. ¡Eso sí, la decisión es tuya!

Trabajamos solo con sesiones sueltas, no tendrás que pagar por un bono de sesiones definidas y zonas invariables. En Láserum somos completamente flexibles, por eso, incluso si en la propia cabina te animas a ampliar zonas, ¡puedes hacerlo! Siéntete totalmente cómoda a la hora de recibir tu tratamiento, tal y como tú lo deseas. ¡Nosotros no te impondremos ninguna condición sobre número de sesiones y zonas a adquirir!

La depilación láser diodo de alta potencia empleada en Láserum sigue un procedimiento de eliminación del pelo mediante sistemas de luz. Este procedimiento se basa en el principio de Fototermólisis Selectiva.

PROCEDIMIENTO LÁSERUM DE
FOTOTERMOLÓLISIS SELECTIVA

La luz emitida (foto) es transformada en calor (termo), y destruye (lisis) las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva.
La melanina absorbe la luz y conduce ésta al folículo piloso, donde es transformada en calor, quema las células germinativas, provocando la destrucción del bulbo piloso y por tanto su capacidad para generar un nuevo pelo, todo ello sin dañar el tejido circundante.
Este método de depilación elimina entre el 95 y 99% del vello, quedando un mínimo porcentaje de vello residual. Este suele ser muy fino, sin pigmentación y bastante disperso, casi inapreciable a la vista.
Una vez finalizado el tratamiento de depilación láser femenina que, dependiendo de algunos factores como el tono de piel, el grosor del vello y aspectos hormonales, podrá tener un número de sesiones variable; recomendamos realizar un par de sesiones de recuerdo o mantenimiento al año, a fin de asegurar la eliminación definitiva y permanente del vello, garantizando así la mayor efectividad del tratamiento.