Si hablamos de depilación láser y lunares, al igual que en el caso de la depilación láser y sol, seguro que pueden surgir un montón de dudas: ¿Es seguro someternos a este tratamiento si tenemos lunares oscuros? ¿Se tratan igual a los lunares que a marcas de nacimiento o cicatrices cuando hablamos de depilación láser?

Cuando hablamos de lunares, prácticamente todas las personas pueden contar unos cuantos en su cuerpo: De media, una persona puede llegar a tener hasta 40 lunares repartidos por toda la piel, por lo que entendemos que estas dudas sean de lo más común.

Los lunares son grupos de células pigmentadas que, a fin de cuentas, constituyen una parte más oscura en nuestra piel, por lo que es normal que cuando se trata de depilación láser y lunares podamos preguntarnos todas estas cuestiones. Por ello, hoy queremos compartir con vosotros un nuevo post en el que las resolveremos una por una. ¡Sigue leyendo y no te quedes con la duda!

Depilación láser y lunares: depende de cada tipo

Planos, abultados, claros, más oscuros… Podemos encontrar una gran cantidad de variedades entre todos los lunares que conforman nuestro cuerpo, especialmente en zonas como brazos o piernas.

No todos serán tratados de la misma forma a la hora de plantearnos la depilación láser con lunares, por lo que es necesario distinguir entre aquellos que no suponen ningún problema respecto al láser diodo, y aquellos a los que debemos prestar especial atención a la hora del tratamiento.

Los más comunes son aquellos que tienen una forma plana, redonda y de un color no demasiado pigmentado, en tonos marrones claros o rojizos. En este caso, no existe ningún tipo de inconveniente a la hora de realizarte la depilación láser, ya que el manípulo pasará por los mismos sin detectar una cantidad excesiva de melanina y sin que exista ningún riesgo para la piel.

Puesto que los tratamientos más frecuentes son, entre otros, la depilación láser en piernas o la depilación láser en brazos, al tratarse de zonas amplias no hay problema alguno en identificar estos lunares y tratarlos de forma correcta.

Depilación láser y lunares muy oscuros

A la hora de someternos a un tratamiento de depilación láser diodo sobre lunares, debemos prestar especial atención a las zonas de la piel en las que existen lunares planos muy oscuros, que presentan un tono casi negro.

Esto es debido a que el láser diodo, pensado para eliminar el folículo piloso, busca siempre la oscuridad para encontrar el mismo. Así, al pasar por un lunar con una pigmentación muy oscura, el láser podría confundirlo e irritar la zona.

Para que eso no suceda, en Láserum aplicamos dos soluciones: Por una parte, este lunar se puede tapar marcándolo con un lápiz blanco o cubriéndolo con un pequeño apósito. Otra opción es que, durante el tratamiento, la técnico láser bordee el lunar, sin que el manípulo pase por encima del mismo.

De esta forma, la depilación láser teniendo lunares será completamente segura y compatible para ti, aunque tengas lunares localizados con una pigmentación alta.

¿Qué ocurre en el caso de depilación láser y lunares abultados?

depilación láser sobre lunares

Otro tipo de lunares son aquellos que presentan relieve, a diferencia de los planos. En este caso, respecto a la depilación láser y lunares con relieve, no importa tanto el nivel de pigmentación como el abultamiento del mismo.

Esto es debido a que, al pasar el láser por encima de los mismos, éstos podrían irritarse e incluso desprenderse de la piel, lo que podría llegar a causar algún inconveniente a nivel dermatológico. Por ello, es importante que avises a tu técnico láser de todos tus lunares con relieve para evitarlos y taparlos.

Como comentábamos un poco más arriba, la depilación láser y lunares de estas características son perfectamente compatibles, si aplicamos los métodos que hemos mencionado con anterioridad: tapar con lápiz blanco, bordear, etc.

¿Cómo tratar otras marcas? Cicatrices, manchas de nacimiento, etc.

Además de la depilación láser y lunares, seguramente también puedan surgirte dudas acerca de si ésta es compatible con otras marcas, tales como cicatrices, manchas de nacimiento o similares.

En el caso de las manchas de nacimiento, podemos tener en referencia la misma explicación que ya hemos comentado para el caso de los lunares planos de pigmentación muy alta: Si se trata de una mancha clara, no habrá problema en realizar el tratamiento sobre la misma. Por el contrario, si la mancha es muy oscura, tendremos que recurrir a cubrirla o bordearla para que el láser no queme el pigmento.

depilación láser con lunares

Por otra parte, cuando se trata de cicatrices, debemos tener en cuenta principalmente dos tipos de situaciones:

  • Si la cicatriz es reciente, aunque en el exterior parezca completamente curada, se puede correr el riesgo de que la herida en el interior no haya cicatrizado al 100%. Por ello, lo mejor en estos casos es consultar con un especialista médico en primer lugar y, después, por seguridad, bordear la cicatriz cuando realizamos el tratamiento de depilación láser.
  • En el caso de que la cicatriz se haya producido hace bastante tiempo, no existe problema alguno en realizar el tratamiento de depilación láser sobre la misma.

En conclusión, la depilación láser sobre lunares, manchas, cicatrices, etc. son perfectamente compatibles, siempre y cuando se tomen las precauciones adecuadas (como bordearlos y taparlos en el momento de tu tratamiento) en los casos en los que tengan peculiaridades que puedan implicar algún riesgo, como por ejemplo:

  • Lunares muy oscuros
  • Lunares abultados o con relieve
  • Manchas de nacimiento muy oscuras
  • Cicatrices recientes

En centros Láserum contamos con personal especialista que podrá asesorarte en cuanto a los lunares o marcas que tengas en la piel, indicando qué debes hacer en cada caso. Si aún te queda alguna pregunta por resolver, ¡puedes dejarnos un comentario o escribirnos a través de nuestros perfiles de Facebook o Instagram!