DEPILACIÓN LÁSER MASCULINA

La depilación láser masculina es algo cada vez más común. Poco a poco, el mundo de la depilación se ha ido abriendo camino en el día a día de muchos hombres. Sin embargo, el método más común siempre ha sido el rasurado o el recorte del vello, evitando dolorosos métodos como la cera o las pinzas.

TRATAMIENTOS DE

DEPILACIÓN LÁSER MASCULINA

En los últimos años, la depilación láser masculina se ha convertido en uno de los métodos de depilación más demandados. Con una sesión prácticamente indolora cada mes o dos meses, podrás olvidarte del vello, y no tener que estar depilandote cada pocos días. Además, hay zonas donde los hombres pueden apreciar vello y no puedan hacerlo solos o no se den cuenta de que ha vuelto a brotar, como puede ser el caso de la espalda, glúteos… ¡Olvídate de ese vello! Con la depilación láser masculina no tendrás que estar revisando si ha vuelto; cuando acabes tu tratamiento, te olvidarás de que alguna vez tuviste vello.

Las zonas más comunes de depilación láser diodo masculina son las piernas completas, los brazos, espalda y pecho. También hay algunos hombres preocupados por el perfilado de su barba y nuca, a fin de conseguir un corte cuidado.

La depilación láser en hombres está especialmente recomendada para aquellos que su vello les resulta molesto u otros métodos de depilación les provocan irritación o foliculitis. Además, también es muy recomendable para aquellos hombres que realizan deporte. El vello en el pecho, espalda y algunas otras zonas del cuerpo acumulan humedad y sudor, por lo que tener estas zonas despobladas supone un plus de higiene. Otras zonas, como las piernas o los brazos, son altamente recomendables para aquellas personas que realizan ciclismo, hípica… que suponen llevar indumentaria ajustada; la necesidad de estar constantemente depilado puede llevarnos a rasurar la zona prácticamente a diario, lo que puede irritar, rozar con esta ropa ajustada, y propiciar la aparición de foliculitis (lo que conocemos como vellos enconados). Con Láserum, realizándote tu tratamiento de depilación láser diodo, podrás olvidarte de estas incomodidades.

Nuestros clientes necesitan una media de 10 a 12 sesiones para poder olvidarse del vello de forma definitiva. Se conseguirá eliminar entre un 95 y un 99% de su totalidad y así dará por finalizado tu tratamiento. Eso sí, una vez que acabes tu tratamiento, recuerda que recomendamos que realices una sesión de repaso cada seis meses o al menos una vez al año (en esto te asesorará tu técnico láser), a fin de que el vello no vuelva a generarse.

PROCEDIMIENTO LÁSERUM DE
FOTOTERMOLÓLISIS SELECTIVA

La luz emitida (foto) es transformada en calor (termo), y destruye (lisis) las células germinativas del folículo piloso de forma selectiva.
La melanina absorbe la luz y conduce ésta al folículo piloso, donde es transformada en calor, quema las células germinativas, provocando la destrucción del bulbo piloso y por tanto su capacidad para generar un nuevo pelo, todo ello sin dañar el tejido circundante.
Este método de depilación elimina entre el 95 y 99% del vello, quedando un mínimo porcentaje de vello residual. Este suele ser muy fino, sin pigmentación y bastante disperso, casi inapreciable a la vista.

DUDAS COMUNES
ENTRE LOS HOMBRES

Una de las preguntas más comunes en los hombres es, ¿la depilación láser diodo duele? Esta duda es natural. ¡No te preocupes! En Láserum, nuestro método de depilación láser es prácticamente indoloro. Todos nuestros centros cuentan con la última aparatología del mercado, capaz de poner la punta del cabezal con el que se te aplicará el tratamiento de depilación láser hasta -7ºC. El empleo de este sistema de enfriamiento limita muchísimo el daño térmico epidérmico. Este efecto frío reduce al mínimo la sensación de molestia del tratamiento, haciéndolo casi inapreciable. Notarás “un ligero pinchazo” al paso del cabezal; esto asegura su efectividad. Sin embargo, esta sensación no es para nada comparable a otros métodos de arranque como la cera o las pinzas, que pueden llegar a ser bastante dolorosos.

Otra duda muy común es, ¿por qué los precios son más altos en hombres que en mujeres? En Láserum queremos ser completamente honestos y dar toda la información posible al cliente. La diferencia de precios se basa en algo muy evidente; la sesión de depilación masculina puede llegar a duplicar el tiempo de una sesión femenina. Esto se debe ya no solo a un mayor tamaño del cuerpo, sino a la cantidad de vello (una misma zona, como sería por ejemplo los brazos, probablemente esté mucho más poblada en un hombre que en una mujer) y al número de folículos pilosos por poro. Es decir, mientras que en una mujer en una pasada de láser podemos incidir en varios vellos, en los hombres necesitaremos ir pulsando y parando en cada zona por la que pasa el cabezal, a fin de incidir correctamente en varios vellos a la vez.

En cualquier caso, intentamos reducir al mínimo esta diferencia, y que tanto las zonas sueltas como los packs tengan un precio parecido (y lo más reducido posible) en hombres y en mujeres.

¿Te animas? La depilación láser diodo en Láserum se trata de un sistema rápido, seguro y eficaz.