La crema anestésica para depilación láser es vista, en muchas ocasiones, como una alternativa ideal para evitar que las sesiones de depilación resulten dolorosas. De esta forma, muchas personas se aplican esta anestesia en crema en los momentos previos a su sesión de depilación, acudiendo a su cita con la pérdida de sensibilidad en la piel que le proporciona el producto.

Pero, aunque la creencia general es que estas cremas anestésicas locales pueden sernos de gran ayuda para paliar las molestias de la depilación, lo cierto es que su uso puede conllevar ciertos riesgos.

Si quieres saber cuáles son estos riesgos y por qué no se recomienda la aplicación de cremas anestésicas para tu sesión de depilación láser, hoy te damos todos los detalles en este nuevo post. ¡Sigue leyendo y entérate de todo!

¿Cómo funciona la crema anestésica para depilación láser?

Antes de hablar sobre los motivos por los que la crema anestésica no es un producto recomendable para la depilación láser, os queremos poner en situación sobre cómo funciona, para poder entender mejor las razones por las que se desaconseja su uso.

Este tipo de cremas son geles que, generalmente, suelen estar compuestos por elementos como la lidocaína y/o tetracaína, que potencian el entumecimiento de la zona en la que se aplica durante un período de unas dos horas.

Aunque, a simple vista, puede parecer una buena opción para reducir el umbral del dolor, hay que tener en cuenta que se recomienda que el uso de estas cremas se haga siempre bajo supervisión médica, ya que puede estar contraindicada para distintos tratamientos, entre ellos, la depilación láser en mujeres u hombres.

Tratamiento depilación láser diodo

Razones para no usar la crema anestésica

Llegados a este punto, puede que no entiendas el por qué de este post: Si una crema anestésica para depilación láser puede ayudar a combatir el dolor, ¿por qué estamos diciendo que no se aconseja su uso?

Principalmente, existen dos razones a tener en cuenta: Por una parte, la necesidad de limpieza total de la piel y, por otra, el riesgo a sufrir quemaduras.

La piel debe estar limpia antes del tratamiento

Una de las recomendaciones más importantes a la hora de acudir a tu tratamiento de depilación láser diodo, es que tu piel debe estar libre de cremas, aceites o cualquier producto que pueda dificultar la eficacia del mismo. Si eres cliente de Láserum lo sabrás, ya que es una de nuestras recomendaciones para tu sesión de láser.

Esto es debido a que, si nuestros poros están obstruidos por la aplicación de crema anestésica para la depilación láser, la aparatología usada para el tratamiento no podrá alcanzar de forma correcta la raíz del vello, resultando mucho menos eficaz que cuando nuestra piel está completamente limpia.

Existe riesgo de sufrir quemaduras con la crema anestésica para depilación láser

Al reducir nuestra sensibilidad en la piel mediante el uso de una crema anestésica para depilación láser, podemos encontrarnos con el riesgo de sufrir quemaduras. Esto es debido a que cada piel es muy distinta entre sí y cada una tiene un nivel diferente de sensibilidad, por lo que la potencia aplicada durante la depilación deberá variar según la tolerancia de cada una.

Por ello, al aplicar un producto que tenga efecto anestesiante sobre nuestra piel, no podremos determinar si la potencia que nos están aplicando es demasiada, ya que no la sentiremos. Esto podría llevarnos a provocarnos irritación excesiva o incluso quemaduras, lo que perjudica la salud de nuestra dermis.

¿Qué alternativas existen para reducir el dolor del láser de diodo?

Aunque la sensación de molestia con el láser de diodo suele ser muy baja, es posible que en pieles más sensibles el umbral de dolor sea un poco menor y se acabe notando alguna que otra punzada.

Para evitar el uso de crema anestésica para depilación láser pero, a su vez, conseguir reducir la sensación de dolor que pueda aparecer, desde Láserum os ofrecemos varias alternativas:

Pide a tu técnico láser que baje la potencia

Como hemos mencionado anteriormente, la potencia de la aparatología que usamos para el tratamiento de depilación láser es regulable, por lo que si notas que la molestia es demasiado alta, siempre puedes pedir a la técnico que te esté atendiendo que reduzca un poco la misma.

Si optamos por esta opción, la eficacia del tratamiento no se verá afectada en ningún momento, si bien es posible que necesitemos alguna que otra sesión más para conseguir un resultado óptimo. Si tienes dudas sobre esto último, siempre puedes hablar con tu técnico láser llamando a tu centro más cercano para que te asesore.

Depilacion laser frio

Aplicación de frío durante el tratamiento para evitar el uso de crema anestésica para la depilación láser

Otra de las alternativas que nos pueden ayudar a reducir esta sensación de molestia sin tener que utilizar cremas anestésicas para tu sesión de depilación láser diodo, es el hecho de aplicar frío sobre la piel mientras nos están realizando el tratamiento. Esto tendrá un efecto calmante y hará que el proceso se convierta en algo prácticamente indoloro.

Pero, ¿cómo conseguimos esto? En Centros Láserum lo hemos tenido muy en cuenta y, por ello, nuestras clínicas cuentan con una aparatología que incluye un cabezal con punta de hielo. Durante el tratamiento, este cabezal se encuentra a una temperatura constante por debajo de los -7ºC, lo que ayudará a que esta sensación de dolor sea prácticamente nula.

En definitiva, como hemos podido comprobar a lo largo de este post, existen varias alternativas a las cremas anestésicas que, sin comprometer nuestra salud, pueden ayudarnos a soportar mejor el dolor que podamos sentir durante el tratamiento de depilación láser. ¡En Láserum las sabemos todas y nos encargaremos de que tu experiencia sea de lo más agradable!

¿Te has quedado con alguna duda sobre el uso de crema anestésica para depilación láser tras leer este post? Puedes dejarnos un comentario y estaremos encantados de atenderte. Si lo prefieres, también estamos disponibles a través de nuestros perfiles de Facebook e Instagram.

¡Muchas gracias por leernos!