Aunque es uno de los métodos más efectivos y excelentes cuando se buscan resultados permanentes en cuanto a la eliminación del vello, hay algunos casos en los que no es recomendable  la depilación láser, y en los que debemos tener precaución a la hora de someternos a este tipo de tratamiento, como pueden ser el nivel de pigmentación del vello, la toma de ciertos medicamentos, enfermedades o infecciones en la piel o estados concretos en los que se encuentre nuestro cuerpo.

En este post, vamos a desarrollar todos estos puntos para que cuentes con la información necesaria a la hora de determinar si este tratamiento es o no para ti.

La depilación láser no es recomendable  sobre vello rubio, canoso o pelirrojo

La eficacia de la depilación láser depende en gran medida del nivel de melanina que presenten nuestros folículos pilosos. Esto quiere decir que, mientras más oscuro y fuerte sea el vello, mejor captará el láser el folículo, ya que su pigmentación será mayor. Así, notaremos resultados mucho más eficaces.

En este sentido, el hecho de que nuestro vello sea rubio, canoso o pelirrojo, dificultará al láser la tarea de detectar el folículo, por lo que no podemos asegurar la efectividad del tratamiento de depilación láser sobre este tipo de vello.

No obstante, aunque no aseguremos la completa efectividad, cada caso es distinto y, aunque tu vello tenga estos tonos, puede que haya factores que permitan que la depilación láser sea compatible con el mismo. Así, nuestra recomendación es consultar siempre con las técnicos expertas en depilación láser diodo, que determinarán el tipo de vello que posees y podrán saber con certeza si el tratamiento será o no efectivo en tu caso.

Puedes encontrar más información sobre este tema en nuestro post sobre depilación láser sobre vello rubio, canoso o pelirrojo.

Depilación láser y medicamentos fotosensibles

Otro de los casos en los que no es recomendable la depilación láser es en el momento de la toma de medicamentos fotosensibles. Este tipo de medicamentos son aquellos que, por su composición, pueden hacer que la piel reaccione de forma inesperada cuando la exponemos a ciertos tipos de luz, como los rayos solares o el láser. 

De esta forma, medicamentos como el ibuprofeno, algunos tipos de medicación para el acné o algunas variedades de la píldora anticonceptiva, entre muchos otros, son fotosensibles y, por tanto, incompatibles con la depilación láser diodo, con un día de exposición solar en la playa, o con el deporte al aire libre. 

¿Cuándo puedo hacerme la depilación láser diodo si tomo medicamentos fotosensibles?

Esta cuestión depende en gran medida de cada caso, según el medicamento que estemos tomando, el ciclo del mismo en el que nos encontremos, etc. Por ejemplo, no recomendamos la depilación láser en el caso de que hayas tomado medicamentos como el ibuprofeno el mismo día de tu sesión, pero no habrá problema en que acudas a la misma si han pasado 24 horas desde su ingesta.

Por otra parte, en el caso de la píldora anticonceptiva, si acabas de comenzar tu tratamiento, el láser podrá realizarse en la semana de descanso de su toma. También si llevas mucho tiempo con este tratamiento ya que el cuerpo se habrá  habituado al mismo.

Como ves, no hay una norma general y cada caso tiene sus excepciones, por lo que nuestra recomendación es que consultes con tu técnico láser y con tu médico de cabecera, para conocer la compatibilidad del medicamento que tomas con la depilación láser diodo.

La quimioterapia y radioterapia son tratamientos fotosensibles

La depilación láser tampoco está recomendada en pacientes que se estén sometiendo a un tratamiento de quimioterapia o radioterapia por la misma razón que veíamos anteriormente. Estos tratamientos son altamente fotosensibles, por lo que si realizamos la depilación láser durante la aplicación de los mismos, podríamos sufrir riesgo de sufrir alteraciones en nuestra piel.

El caso de las enfermedades cutáneas

depilacion laser y enfermedades cutáneas

Cuando nuestra piel padece enfermedades cutáneas, como pueden ser la dermatitis o la psoriasis, debemos saber que el láser es totalmente compatible con estas afecciones, pero hay que tener precaución dependiendo del estado en el que se encuentren sus síntomas el día de tu sesión.

Así, si en el momento de nuestra sesión de depilación láser nos encontramos con un brote de dermatitis, psoriasis o alguna enfermedad similar que pueda producir eccemas o irritación sobre la piel, no podremos realizar el tratamiento sobre estas zonas afectadas.

No obstante, si las zonas a depilar no están afectadas por el brote, no habrá problema en depilarlas con láser.

La depilación láser no es recomendable sobre infecciones de la piel

Al igual que en el caso de las enfermedades cutáneas, no podemos realizar la depilación láser si tenemos una infección presente en las zonas de la piel que vamos a tratar. Así, el herpes, la varicela y la urticaria, entre otros tipos de infecciones cutáneas, son incompatibles con este tratamiento, ya que podrá dañar aún más nuestra piel.

En el momento en que la zona de la piel en la que queramos aplicar la depilación láser se haya recuperado de estas infecciones, no habrá problema alguno con la compatibilidad del tratamiento en la misma.

Evita la depilación láser durante el embarazo

depilacion laser y embarazo

En el caso de la compatibilidad entre depilación láser y embarazo, hay varias razones por las que no es recomendable durante este período. La principal tiene que ver con el nivel de hormonas que presenta el cuerpo durante el embarazo. En este estado, nuestro cuerpo produce un nivel mayor de progesterona, que nos ayuda a reforzar los tejidos del útero y colabora en los cambios de los senos para que estos puedan producir leche materna.

No obstante, esta hormona también provoca que nuestro vello crezca de forma más lenta e irregular, lo que restaría eficacia al tratamiento de depilación láser diodo, disminuyendo así sus resultados.

Por otra parte, el aumento de estrógenos que también se produce durante este proceso hace que nuestra piel se encuentre más sensible, por lo que podríamos encontrar el tratamiento con algunas molestias de más.

Aunque estos son los principales casos en los que no recomendamos la depilación láser, debemos tener en cuenta que cada cuerpo es distinto y cuenta con una serie de circunstancias que son las que hacen que este tratamiento esté indicado o no en cada persona.

Por ello, ante cualquier duda, lo más sensato es recurrir a expertos, ya sea el equipo de técnicos de depilación láser de tu centro más cercano, o profesionales de la salud de la especialidad relacionada con la afección que puedas tener. 

También puedes consultarnos a través del chat de nuestra web, o en nuestros perfiles de Facebook e Instagram, donde resolveremos cualquier duda al respecto.

Posts relacionados
Depilación láser y vitíligo: todo lo que debes saber
Depilación láser y vitíligo: todo lo que debes saber

Si estás pensando someterte a un tratamiento de depilación láser y sufres de vitíligo, probablemente estés buscando información acerca de la compatibilidad del tratamiento con esta afección de la piel.  El vitíligo afecta a la pigmentación de la piel, haciendo que...

leer más
Depilación láser y melanoma: todo lo que debes saber
Depilación láser y melanoma: todo lo que debes saber

Hay muchos aspectos que rodean a la depilación láser y melanoma que pueden generar ciertas dudas si te estás sometiendo a este tipo de depilación. Un melanoma es un tipo de cáncer de piel que se manifiesta en la superficie de la misma cuando un lunar crece de forma...

leer más